Cómo limpiar su Smart Ear para garantizar la precisión en cada lectura

Su termómetro Kinsa Smart siempre debe almacenarse adecuadamente y mantenerse limpio después de cada uso para que esté listo para usarse en cualquier momento. ¿Quién quiere usar un termómetro crujiente de todos modos?

Recomendamos usar un hisopo de algodón con alcohol y rodearlo suavemente alrededor del área interna del sensor en la punta del Smart Ear. Asegúrese de limpiar la superficie plana interna del sensor, no solo el borde.

Nunca sumerja su Kinsa ni la ponga en agua hirviendo o en un lavavajillas. Mantenga la tapa protectora ajustada en la parte superior del termómetro cuando no esté en uso para proteger la punta del daño.

También debe evitar dejar su Kinsa a la luz solar directa o en el congelador. Recomendamos guardarlo de manera segura en el botiquín, un cajón, o incluso tirarlo en su maleta cuando viaje.

 

Cleaning_Ear_Thermometer.jpg

 

Usuarios a los que les pareció útil: 18 de 19